Before using this information, please read:

To read the specific laws in the WA State Residential Landlord-Tenant Act, click on the RCW (Revised Code of Washington) links throughout the Tenant Services website.

Tenants Union Tenant Counselors are not attorneys, and this information should not be considered legal advice. Please read our full Tenant Union Disclaimer.

Know Your Rights » » En español

Mejores prácticas y consejos para inquilinos

Comprender las leyes de propietarios e inquilinos

Las leyes que rigen en materia de renta residencial aparecen en el RCW (Residential Code of Washington/Código Enmendado de Washington) 59.18, la Ley de Propietarios e Inquilinos Residenciales. Los inquilinos en la Ciudad de Seattle gozan de otras protecciones adicionales de acuerdo al Código Municipal de Seattle. Conocer la ley no es más importante que saber cómo utilizarla para su protección como inquilino. Con algunas excepciones, las leyes de propietarios e inquilinos son de tipo “autoayuda”, es decir que el inquilino individual debe hacer cumplir sus derechos. Desafortunadamente, no hay “policía de propietarios” para llamar y denunciar a los propietarios irresponsables. Usted como inquilino tendrá que tomar acción proactiva para asegurarse de que el propietario respete sus derechos.

1. Tenga constancia por escrito de todas sus comunicaciones con el propietario de su vivienda.

  • Todo pedido de reparaciones debe ser por escrito (RCW 59.18.070).
  • Guarde siempre una copia de su correspondencia con el propietario, y asegúrese de obtener una copia de todo documento que haya firmado.
  • Usted puede probar que una carta se envió y recibió si lo envía por correo certificado contra acuse de recibo (Certified Mail Return Receipt) y el correo regular de primera clase o si le pide al propietario que firme y ponga la fecha en su copia de la carta. También puede pedir que una persona de fiar sirva de testigo de la entrega de la notificación al propietario.
  • Documente todos los acuerdos entre usted y el propietario, y cualquier garantía que el propietario le haga, sobre todo los arreglos de pagos. Todos los acuerdos deben ser firmados tanto por usted como por el propietario.

2. Obtenga siempre un recibo por el dinero que le pague al propietario.

  • Las leyes estatales exigen que los propietarios le den un recibo por la renta (o cualquier pago) a pedido (RCW 59.18.063). Los pagos se pueden documentar también sacando una fotocopia del cheque o giro postal (money order) antes de enviárselo al propietario, junto a una carta que indique la cantidad pagada.
  • En lo posible, pague con un giro postal o cheque de cajero en vez de dinero en efectivo, y saque copia del giro después de llenarlo pero antes de separarlo del talón.
  • Usted puede escribir en su cheque o giro postal “Pago completo de renta de abril [o el mes que corresponda].” Esto documenta que su pago se puede usar solo para la renta del mes apropiado y no para otras cuotas.

3. No deje de pagar la renta si el propietario no hace reparaciones.

  • Los inquilinos deben estar al día en el pago de la renta para aprovechar los remedios legales para reparaciones. Aunque las reparaciones necesarias sean de extrema gravedad, dejar de pagar la renta puede exponer al inquilino al desalojo.
  • Para más información sobre sus derechos a reparaciones, visite Reparaciones.

4. Documente la condición de su vivienda cuando tome posesión y cuando se vaya.

  • Usted puede defenderse de cobros injustos por daños después de dejar su vivienda si documenta detalladamente la condición de la vivienda cuando primero toma posesión, y cuando desocupa la propiedad. El propietario debe proveerle una lista de verificación inicial. Llénela detalladamente, porque éste será el documento principal que lo protegerá contra los cobros por daños preexistentes.
  • Saque fotografías detalladas de la condición de la vivienda. Incluya un periódico actual en cada toma para probar en qué fecha se tomó la foto. (Los jueces del tribunal de reclamos menores podrían no aceptar la fecha indicada por la cámara como documentación, porque se puede manipular.)
  • Los propietarios no están obligados a hacer una inspección final. Sin embargo, usted puede pedir al propietario que haga un recorrido de la vivienda con usted cuando desocupa la vivienda, y que le provea una copia firmada del informe de la inspección al final.
  • Asegúrese de dar su nueva dirección al propietario cuando se muda.

5. El desalojo solo se puede hacer mediante un proceso judicial.

  • La notificación verbal de un desalojo no es válida. Toda notificación debe ser por escrito y cumplir con trámites legales específicos (RCW 59.12).
  • Es ilegal desalojarlo cambiando las cerraduras (RCW 59.18.290). Llame a la policía si el propietario cambia las cerraduras para no dejarle entrar a su unidad, o si saca sus pertinencias sin seguir los trámites judiciales.

6. Para protegerse, verifique cuando se mueve o desocupa la vivienda.

  • Para que un inquilino pueda desocupar una vivienda bajo un contrato de arrendamiento de mes a mes, el propietario debe recibir notificación por escrito del inquilino 20 días antes del fin del periodo de renta (RCW 59.18.200). Por ejemplo, el propietario debe recibir notificación por escrito el 10 del mes si usted desea desocupar la vivienda el día 30.
  • Usted debe abandonar la vivienda para el fin del mes en que dio notificación. Si se queda aunque sea un solo día después del día señalado para desocupar la vivienda, el propietario tiene la posibilidad legal de cobrarle la renta entera del siguiente mes. El propietario no está obligado a prorratear la renta cuando usted se va, pero usted podría negociar para que se la prorratee. Recuerde, ¡póngalo por escrito!

7. Los propietarios pueden hacer cumplir solo las reglas que aparezcan en el arrendamiento.

  • Los propietarios no pueden legalmente hacer cumplir términos aparte de los que estén incluidos en su contrato de arrendamiento.
  • El propietario no puede legalmente cambiar las reglas de la renta cuando usted tenga un contrato de arrendamiento durante un plazo específico. Los términos y condiciones del arrendamiento se pueden cambiar solo por mutuo acuerdo del propietario e inquilino. Una vez que pase al arrendamiento de mes a mes, el propietario puede cambiar las reglas (incluyendo un aumento de la renta) al darle 30 días de notificación por escrito (RCW 59.18.140).
  • Lea con atención el contrato de arrendamiento antes de firmarlo. El propietario puede hacer cumplir todos y cada uno de los términos razonables incluidos en el contrato, siempre que no sean contrarios a ninguna ley estatal o local.
  • Ninguna cláusula del arrendamiento puede privarle de sus derechos que define la ley (RCW 59.18.230).

8. No hay control de renta en el estado de Washington.

  • Una vez que termina su plazo de arrendamiento, casi no hay restricciones de cuánto el propietario puede aumentar la renta. Para aumentar la renta, se exige notificación de 30 días. Sin embargo, los residentes de Seattle tienen derecho a 60 días de aviso por escrito de un aumento de renta si es superior a 10% en un lapso de 12 meses (SMC 7.24).

9. Todo inquilino en Seattle goza de la protección de Causa Justa de desalojo.

  • Los propietarios en Seattle deben tener una razón que constituya Causa Justa para desalojarlo de una propiedad (SMC 22.206). Los desalojos por Causa Justa pueden ser por no pagar la renta, no cumplir con los términos del arrendamiento, pagar la renta crónicamente tarde, por la venta de la propiedad, o porque el propietario quiere mudarse a vivir a la vivienda o que un miembro de su familia la ocupe. El periodo de notificación obligatorio para cada desalojo por Causa Justa varía de 20 a 90 días.
  • Para ver una lista de todas las razones que constituyen Causa Justa y los tiempos límite para la notificación, visite Leyes de Seattle sobre el Mantenimiento y la Reparación de la Vivienda.
  • Fuera de la Ciudad de Seattle, los propietarios pueden pedir a los inquilinos que desocupen la vivienda con notificación de solo 20 días, si no están protegidos de acuerdo a un periodo de arrendamiento.

10. Los supervivientes de la violencia doméstica gozan de protecciones adicionales de acuerdo a la ley.

  • No se puede discriminar contra los supervivientes de la violencia doméstica por su condición de supervivientes, ni por daños que los agresores provoquen a la vivienda en que residen los supervivientes. Los supervivientes tienen también el derecho a retirarse legalmente del arrendamiento para escaparse de un abusador. Además, un propietario no puede negarse a rentarle una vivienda por su condición de superviviente. Para más información, visite Violencia Doméstica y sus Derechos de Vivienda.

11. Pague la renta antes de ninguna otra prioridad.

  • Si pierde su vivienda, resulta casi imposible mantener la estabilidad en otras áreas de su vida. ¡No corra riesgos con su vivienda! Documente todos sus pagos y comunicaciones con el propietario para protegerse y no perder su vivienda.

12. Diga a los legisladores cómo deberían mejorar las leyes para proteger a los inquilinos.

  • Los funcionarios electos deben saber cómo las leyes de arrendamiento afectan a los inquilinos en el Estado de Washington. ¡Llame a la Línea Legislativa del Estado de Washington al 1.800.562.6000 ay cuente su historia! Puede dejar un mensaje para su Senador Estatal, dos Representantes, y la Gobernadora. Para direcciones electrónicas e información sobre los próximos proyectos de ley que pueden afectar a los inquilinos, visite Estado de Washington legislatura.

Herramientas para inquilinos

Conozca sus derechos.
Las leyes de propietarios e inquilinos solo son de utilidad si usted las comprende y sabe cómo utilizarlas. Algunos propietarios se aprovechan de los inquilinos que no están bien informados sobre sus protecciones legales. Si usted tiene alguna duda, investigue e infórmese.

La documentación es vital.
¡Póngalo siempre por escrito! Es una buena práctica documentar por escrito todas sus comunicaciones con el propietario de su vivienda, y obtener comprobante de que las comunicaciones se enviaron y recibieron. Sin constancia por escrito, todos los pedidos de reparaciones u otros acuerdos entre usted y su propietario se reducirán a su palabra contra la de él o ella. En muchas partes de la ley, al inquilino no se le permite un remedio hasta que el pedido se haga por escrito. Una documentación completa asegurará que usted cuente con las pruebas que necesita para protegerse si tiene que cuestionar una factura o demandar al propietario en el tribunal de reclamos menores.

Negocie con el propietario.
Aunque no esté seguro de que la ley lo favorezca, resulta útil pensar en todas sus interacciones con el propietario como negociaciones. Puede ser difícil obtener lo que desea, porque en muchos casos, la ley es insuficiente o imprecisa. Las negociaciones entre inquilinos y propietarios son desiguales por naturaleza, porque en última instancia, el propietario controla la propiedad. Aun cuando las leyes son claras, usted como inquilino sigue siendo quien debe hacerlas cumplir. La negociación por escrito es la mejor forma de comunicar sus derechos y su posición al inquilino.

Busque recursos.
Existen organizaciones e instituciones que a veces les pueden dar a los inquilinos cierta ventaja. Por ejemplo, usted podría llamar a los inspectores de códigos locales para que ellos vean que el propietario realice reparaciones necesarias. Podría también demandar al propietario en el Tribunal de Reclamos Menores para cobrar algún dinero que le deba. Vea Recursos para inquilinos para mas información.

ADVERTENCIA: Se le avisa que la información contenida en este website no puede reemplazar los consejos legales sobre su situación particular. Las leyes son complejas, y seguir estas instrucciones no garantizará un resultado favorable. Los asesores de Tenants Union no son abogados, y esta información no se debe considerar consejos legales.