Know Your Rights » Información básica

Herramientas para inquilinos

1. Conozca sus derechos

Las leyes de propietarios e inquilinos solo son de utilidad si usted las comprende y sabe cómo utilizarlas. Algunos propietarios se aprovechan de los inquilinos que no están bien informados sobre sus protecciones legales. Si usted tiene alguna duda, investigue e infórmese. . Usted puede encontrar respuestas a muchas preguntas comunes en este sitio web — o llamar o visitar la Unión de Inquilinos para Consultas e información para los inquilinos.

2. La documentación es vital

¡Póngalo siempre por escrito! Es una buena práctica documentar por escrito todas sus comunicaciones con el propietario de su vivienda, y obtener comprobante de que las comunicaciones se enviaron y recibieron. Sin constancia por escrito, todos los pedidos de reparaciones u otros acuerdos entre usted y su propietario se reducirán a su palabra contra la de él o ella. En muchas partes de la ley, al inquilino no se le permite un remedio hasta que el pedido se haga por escrito. Una documentación completa asegurará que usted cuente con las pruebas que necesita para protegerse si tiene que cuestionar una factura o demandar al propietario en el tribunal de reclamos menores.

3. Negocie con el propietario

Aunque no esté seguro de que la ley lo favorezca, resulta útil pensar en todas sus interacciones con el propietario como negociaciones. Puede ser difícil obtener lo que desea, porque en muchos casos, la ley es insuficiente o imprecisa. Las negociaciones entre inquilinos y propietarios son desiguales por naturaleza, porque en última instancia, el propietario controla la propiedad. Aun cuando las leyes son claras, usted como inquilino sigue siendo quien debe hacerlas cumplir. La negociación por escrito es la mejor forma de comunicar sus derechos y su posición al inquilino.

4. Busque recursos

Existen organizaciones e instituciones que a veces les pueden dar a los inquilinos cierta ventaja. Por ejemplo, usted podría llamar a los inspectores de códigos locales para que ellos vean que el propietario realice reparaciones necesarias. Podría también demandar al propietario en el Tribunal de Reclamos Menores para cobrar algún dinero que le deba. Vea la sección titulada “Recursos para Inquilinos” de este folleto (Págs. 10 y 11) para una lista detallada.