Know Your Rights » Mudarse » Depósitos

Negociaciones del depósito

Como las leyes sobre depósitos tienen sus límites, y el inquilino es quien debe hacerlas cumplir, puede ser conveniente aprovechar algunos recursos para mejorar su posición para las negociaciones con el propietario. A continuación encontrará algunas opciones para tratar de recuperar el depósito.

1) Escribir una carta de exigencia.

Una carta de exigencia es una carta en la cual usted hace valer su derecho de exigir el rembolso del depósito de acuerdo a las leyes de propietarios e inquilinos. No tiene que usar lenguaje legal específico en la carta de exigencia al propietario. Sin embargo, es conveniente citar las leyes estatales correspondientes para decir que el propietario le está reteniendo ilegal o irrazonablemente el depósito. Usted puede fijar una fecha límite razonable para recibir una respuesta. También podría optar por decirle que tomará medidas jurídicas si el propietario no cumple con su exigencia. Vea la Carta modelo: Pedido de rembolso de depósito a modo de ejemplo, pero recuerde que todas las situaciones son diferentes, y que usted debe adaptar la carta a sus fines particulares.

2) Probar la mediación.

Visite el sitio web de Resolution Washington para información sobre la mediación y cómo le puede ayudar a resolver problemas entre propietarios e inquilinos. Los mediadores estarán disponibles en el tribunal si usted entabla una demanda en Los Juzgados de Menor Cuantía, y si usted y el propietario aceptan participar.

3) Demandar al propietario ante el Tribunal de Menor Cuantía.

Los Tribunales de Menor Cuantía son una manera en que muchas veces los inquilinos pueden obtener fallos monetarios contra los propietarios. Traiga documentos al tribunal para usarlos como evidencia. El juez es quien decidirá qué tan fuerte son su documentación y su caso. Usted todavía puede recurrir al tribunal aunque no tenga documentación, pero recuerde que los jueces toman sus decisiones en base a la “preponderancia de la prueba”. El juez del Tribunal de Menor Cuantía tiene mucha discreción al decidir los casos.

Si el depósito es la única disputa, el Tribunal de Menor Cuantía muchas veces resulta ser una buena opción. Pero si el inquilino tiene otras deudas vencidas con el propietario, muchas veces esto puede exponerlo a una contrademanda (por ejemplo, si debe por renta atrasada, servicios públicos, daños legítimos a la unidad, o si no ha dado la notificación correspondiente de que se iba a mudar). Si el tribunal decide que el monto que debe al propietario es mayor que el depósito, el inquilino podría no recuperar el depósito, y a veces podría terminar debiendo más y con un fallo monetario en su contra. Un fallo en su contra puede afectar sus posibilidades de obtener empleo o vivienda en el futuro, y puede dañar su crédito. Consulte nuestra guía de servicios legales para hablar con un abogado que pueda ayudarle a analizar todos estos factores.

Si la carta de exigencia no le consigue un rembolso, a veces el simple hecho de entablar una demanda contra el propietario sirve de incentivo suficiente para que le devuelva el depósito. Recuerde que el juez tiene la autoridad de otorgarle el doble del monto que usted reclama, si el propietario se ha negado intencionalmente a devolverle el depósito dentro del lapso de 14 días. Las situaciones varían, y usted tendrá que determinar cuál es el mejor camino a tomar.