Know Your Rights » Mudarse » Depósitos

Mejores prácticas con los depósitos

1. Proteja su depósito al documentar los daños cuando ocurren durante la tenencia.

Los inquilinos en el Estado de Washington son responsables por restaurar la unidad a la condición en la que estaba al comienzo de la tenencia, salvo el desgaste por uso normal. Esto incluye reparar o pagar los costos de reparar cualquier cosa en la unidad que haya sido dañada por los inquilinos o sus invitados. Es importante documentar las reparaciones necesarias, no solo para conseguir que se hagan las reparaciones, sino también para evitar que el propietario diga que usted causó el problema.

El inquilino no es responsable por daños a la unidad causados por la negligencia del propietario. Sin embargo, si un inquilino nunca informó al propietario de que había una pequeña fuga de agua, y a lo largo de mucho tiempo el agua daño la unidad, el inquilino probablemente será responsable por los daños resultantes. Por ello, es de gran importancia informar al propietario, inmediatamente y por escrito, sobre cualquier problema con la unidad. Si usted guarda una copia de cualquier carta sobre reparaciones, esto puede ayudar a protegerlo contra estos cobros. Visite la página de reparaciones para más información sobre cómo documentar asuntos relacionados a reparaciones.

2. Dé notificación por escrito con por lo menos 20 días de anticipación antes de mudarse de la unidad.

La Ley de Propietarios e Inquilinos establece que los inquilinos que tienen una tenencia de mes a mes deben notificar por escrito al propietario por lo menos 20 días antes de desocupar la unidad. Si usted no está seguro de qué tipo de acuerdo de renta tiene, visite la página de acuerdos de renta para más detalles. El propietario debe recibir notificación por escrito de la fecha en que usted se va a mudar por lo menos 20 días antes del fin del periodo de renta. Por ejemplo, si la renta se vence el primero del mes, y usted piensa mudarse de la unidad el día 30, el propietario debe recibir la notificación escrita para el 10 del mes o antes. Asegúrese de obtener un comprobante de haber enviado la notificación. Puede hacer esto al enviarla por correo certificado y por correo de primera clase normal y guardar una copia para sus registros. Si no notifica al propietario con 20 días de anticipación como corresponde, o si se queda después de la fecha en que dijo que se iba, el propietario puede cobrarle la renta del mes siguiente.

Asegúrese de darle al propietario una nueva dirección válida para que le envíe la declaración del depósito y el rembolso. Si no tiene una nueva dirección segura, o si no desea divulgar su nueva dirección, puede dar la dirección de un amigo o pariente de confianza.

3. Documente la condición de la unidad antes de mudarse de ella.

Es conveniente documentar la condición de la unidad al momento de desocuparla. Esto le servirá de evidencia en caso de que el propietario le cobre por limpieza adicional o daños que usted no causó. Una forma de documentar esto es tomar fotografías detalladas de la unidad antes de mudarse. Coloque un periódico del día en cada toma para probar la fecha en que se tomó la foto. (Los jueces en el Tribunal de Menor Cuantía muchas veces no aceptan la fecha que marca la cámara porque es posible manipularla.) También puede pedir al propietario que haga una inspección final con usted, pero el propietario no tiene la obligación legal de hacerlo. Puede pedir también a sus vecinos, amigos, o los empleados del servicio de mudanza que provean documentación escrita de la condición de la unidad al desocuparla.

4. Espere 14 días.

El propietario tiene un plazo de 14 días a partir del momento en que el acuerdo de renta se termina y el inquilino desocupa la unidad para enviar el rembolso del depósito con matasellos, o una declaración escrita que detalle en qué se usó el dinero. Como esta correspondencia debe tener matasellos para el día 14 o antes, es conveniente guardar el sobre en que fue enviada.

El propietario debe enviar la carta o el cheque del depósito a la nueva dirección que usted le dio, o a su última dirección conocida (generalmente la de la unidad que acaba de desocupar). Si no le devuelve el depósito o una declaración explicando por qué lo retiene, el propietario está obligado a devolverle el depósito completo. Un juez del Tribunal de Menor Cuantía podría ordenarle al propietario que pague hasta el doble del monto del depósito si se ha negado intencionalmente a rembolsar el depósito o enviar una declaración escrita.

5. Determine si las deducciones del propietario son legales. (Si el propietario no le ha enviado nada por escrito, puede saltar este paso e ir al siguiente.)

Los propietarios pueden legalmente cobrar por cualquier daño a la unidad causado por los inquilinos o sus invitados. No hay ninguna norma que especifique cuánto el propietario puede legalmente descontar del depósito por daños. Los inquilinos tienen la obligación de restaurar la unidad a la condición en la que estaba cuando se mudaron a ella, salvo el desgaste por uso normal. La Ley de Propietarios e Inquilinos no define el desgaste por uso normal. Los inquilinos pueden argumentar que el desgaste por uso aumentará con el tiempo. Por ejemplo, el desgaste que sufre la alfombra de una unidad en la que un inquilino ha vivido por seis años probablemente será mayor que si el inquilino ha vivido allí por seis meses.

El acuerdo de renta también debería especificar para qué el depósito se puede usar. Las deducciones típicas incluyen deducciones por daños, costos de limpieza, renta o cuotas sin pagar, o cuentas de servicios públicos. Vea la Guía de daños y desgaste por uso normal para más información.

Si la declaración del depósito es detallada y específica pero las deducciones parecen muy elevadas, el inquilino puede llamar a contratistas locales para pedir estimados por el tipo de reparaciones en cuestión. Por ejemplo, si la declaración escrita del propietario dice que pagó “$500 por un interruptor de luz roto”, el inquilino puede pedir algo por escrito a electricistas locales sobre si este es un costo razonable en el área.

6. Evalúe sus argumentos para pedir el rembolso del depósito.

Conteste las siguientes preguntas para determinar si le han retenido el depósito ilegalmente:

  • ¿El propietario le proveyó una lista de verificación al ocupar la unidad?
  • ¿Pagó una cuota de limpieza no rembolsable al mudarse a la unidad?
  • ¿El propietario dijo que una cuota no rembolsable era un depósito?
  • ¿El propietario le dio algo por escrito sobre el depósito dentro de un lapso de 14 días después de que desocupó la unidad?
  • ¿El propietario le está cobrando por el desgaste por uso normal, por daños que usted no causó, o por daños prexistentes?
  • ¿El propietario le está cobrando más de lo que es razonable por una reparación (por ejemplo, $100 por cambiar una bombilla de luz)?
  • ¿El contrato de arrendamiento le obliga a usted a pagar por la limpieza profesional?