Know Your Rights » Durante su arrendamiento » Reparaciones

El proceso de reparaciones

1) La ley estatal obliga al propietario a efectuar reparaciones de su unidad.

Las leyes estatales detallan las obligaciones de los propietarios de mantener su unidad segura y habitable. Los propietarios deben mantener las unidades de tal forma que cumplan con todos los códigos locales en materia de calidad de vivienda, y deben proveer suficiente calor, agua caliente, y cerraduras. También deben mantener todos los componentes estructurales, los electrodomésticos provistos por los propietarios, y más. Lea el texto completo de RCW 59.18.060 para una lista completa de las obligaciones del propietario. Algunas ciudades y condados también imponen requisitos adicionales para los propietarios.

2) No deje de pagar la renta para que el propietario haga reparaciones.

La ley no permite que un inquilino retenga la renta, aunque el propietario no haga las reparaciones necesarias. De hecho, si los inquilinos desean recurrir a recursos legales, la ley exige primero que estén al día en los pagos de la renta. Todavía puede pedir que el propietario haga reparaciones si no está al día en los pagos de la renta, pero no puede utilizar sus recursos de acuerdo a la Ley de Propietarios e Inquilinos. Si retiene la renta, esto permitirá que el propietario inicie procedimientos de desalojo en su contra por impago. Existen otros remedios para los inquilinos para conseguir que las reparaciones se hagan que implican menos riesgo de pérdida de vivienda.

3) Los inquilinos podrían sufrir represalias por hacer valer sus derechos de acuerdo a las leyes de propietarios e inquilinos.

Es importante notar que algunos propietarios podrían tomar represalias en su contra al darle una notificación de terminación cuando usted pide que se hagan reparaciones. Aunque las represalias son ilegales de acuerdo a las leyes de propietarios e inquilinos, aun así puede ser difícil defenderse. Los inquilinos que no tienen un arrendamiento que especifique un periodo podrían ser vulnerables a que el propietario tome represalias al darles un aviso de desalojo sin causa. Los inquilinos en Seattle gozan de protecciones adicionales bajo la Ordenanza de Evacuación por Causa Justa.