Know Your Rights » Desalojo y cese » Desalojo

Recursos para ayuda con la renta

1. Si no puede pagar la renta…

Comuníquese con el propietario tan pronto como se da cuenta de que quizás no podrá pagar la renta. La comunicación clara es primordial. Avise al propietario que aunque quizás no pueda pagar a tiempo, está buscando ayuda. Pregúntele si aceptará pagos parciales hasta que se ponga al día, y establezca por escrito un plan de pagos que pueda alcanzar a cumplir.

2. Dónde empezar…

Llame primero a la Línea de Información Comunitaria”:http://crisisclinic.org/find-help/languagestty711/spanish/ (CIL, por sus siglas en inglés) al 206-461-3200, o al 1-800-621-4636 (o al 2-1-1 de un teléfono fijo). Le pedirán que explique su situación y dé su dirección con el código postal para recibir recomendaciones de entidades que sirvan su área. El personal de CIL le informará sobre entidades que puedan ayudarle con los gastos de la renta y la mudanza. Pueden recomendarle otros recursos también, tales como clases de finanzas.

3. Próximos pasos…
  • No demore en llamar cuando la Línea de Información Comunitaria le haga recomendaciones de servicios. Podría tener que llamar un número más de una vez, o volver a llamar a cierta hora y en cierta fecha, para recibir una respuesta.
  • Diga claramente qué clase de ayuda necesita cuando llame a las entidades para pedir ayuda. Explique lo que pasó para que corra el riesgo de perder su vivienda. Por ejemplo, puede decir “Perdí mi trabajo el mes pasado, pero empiezo un trabajo nuevo en una semana. Necesito ayuda con la renta de este mes.” La mayoría de los programas de ayuda con la renta esperan que usted tenga ingresos para pagar la renta. Si no tiene, la CIL le buscará recursos que le ayuden. Si tiene hijos, pida el teléfono de la oficina más cercana de DSHS.
  • Prepárese si le dan una cita con una entidad para solicitar ayuda con la renta. Traiga documentos que muestren cuánto debe, verificación de sus ingresos, el contrato de arrendamiento y los datos de contacto del propietario de la vivienda. Algunos programas le pedirán que establezca un presupuesto o fije metas para estabilizar su situación de vivienda.
  • Procure mantener la calma y tener paciencia. Puede ser un proceso frustrante. Organícese bien y sea cortés y perseverante para obtener la ayuda que necesita.