Know Your Rights » Se mueve en » Los contratos de alquiler

Lenguaje restringido en los acuerdos de renta

Si un arrendamiento incluye secciones que pretenden anular los derechos que define la Ley de Propietarios e Inquilinos (RCW 59.18), dichas secciones no se pueden aplicar. El resto del arrendamiento sigue siendo válido. Un acuerdo de renta no puede anular sus derechos o recursos legales, obligarle a pagar honorarios de abogado no autorizados de acuerdo a la ley, indemnizar al propietario contra costos por los que este sea responsable, ni crear un derecho de retención contra la propiedad del inquilino.

Si un propietario incluye a propósito este tipo de lenguaje en el arrendamiento a sabiendas de que está prohibido, el inquilino puede solicitar una penalidad de hasta $500, daños, costos judiciales, y honorarios de abogado.

La Ley de Propietarios e Inquilinos dice que todo inquilino debe cumplir con toda restricción y regla razonable estipulada en el acuerdo de renta. Si la regla no es razonable, el inquilino podría no tener que cumplir con ella; sin embargo, el estatuto no define lo que es una regla razonable.

Una regla que establece que el inquilino no puede tener invitados en ningún momento probablemente sería irrazonable por ser una regla estricta que no sirve ningún fin aparente. Sin embargo, si la política de visitas dice que un invitado no puede quedarse por más de 14 días a la vez, se podría considerar una restricción razonable. Es conveniente consultar con un abogado para obtener consejos sobre si una cláusula del arrendamiento es razonable o no.